Encuera Coparmex Acuerdo de trapo de Peña Nieto

 

El Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar significaba la tabla de salvación, al menos algunos lo veían de esa manera, para el Gobierno Federal encabezado por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto. Si podemos buscar un evento similar por la importancia podemos citar al tan famoso y criticado por algunos Pacto por México, apenas iniciando su administración, el cual le permitió sacar adelante las llamadas Reformas Estructurales.

Pues bien, la historia que vivieron ayer fue realmente patética, catastrófica, dirían algunos. No cabe duda que los días de gloria del presidencialismo se acabaron pues antes sólo se escuchaba decir “Si señor Presidente”, hoy, sólo es una vieja frase que forma parte de nuestra historia.

Gracias a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), encabezada por Gustavo de Hoyos nos enteramos que este tan mentado acuerdo fue propuesto apenas el viernes pasado por supuesto como un borrador, a pesar de la premura del tiempo el sindicato patronal le echo ganas para discutir con seriedad el contenido del documento. Desafortunadamente el Gobierno como es su maldita costumbre entregó el documento final a las once de la mañana; es decir, 2 horas antes de su firma pública.

El no de Coparmex fue resultado de una amplia consulta a los diferentes Órganos de Gobierno y grupos técnicos, así como a los 65 Centros Empresariales del país.

Para que no se preste a malas interpretaciones a continuación enumero las razones que tuve el órgano empresarial para no firmar el acuerdo, las cuales fueron dadas a conocer a través de un comunicado:

  • La situación económica y social actual exige sí un amplio acuerdo, un amplio consenso de todos los sectores sociales.
  • México necesita estar más unido que nunca.
  • Dicho consenso no se puede construir en 3 días.
  • Urge un acuerdo sí, pero es más importante que dicho acuerdo sea fruto de un verdadero y amplio consenso social, y no solo sirva como estrategia de comunicación o imagen pública.
  • Cualquier acuerdo que se quiera suscribir deberá incluir metas claras, objetivos puntuales, métricas que sirvan para evaluar los avances.
  • El momento exige que todos los actores, todos, asuman compromisos concretos en beneficio del país.
  • Particularmente, el Gobierno, quien administra los recursos públicos, está obligado a asumir compromisos específicos para mejorar el manejo del presupuesto, eficientarlo, transparentarlo y, en su caso, corregir o castigar su mal uso.

Por supuesto dejó en claro que el no firmar no quiere decir que están en contra del Gobierno Federal, “estamos en favor de un acuerdo real, de compromisos concretos, en beneficio de todos los mexicanos”.

La Coparmex afirmó que un verdadero Acuerdo Nacional requiere ser inclusivo y producto de una profunda reflexión y proceso de consenso social. En otras palabras, requiere tiempo para hacerlo como Dios manda.

Nos recuerda que no es la primera vez que toma una decisión de esta naturaleza, en el último Pacto de 1995, la Coparmex dio testimonio con la abstinencia de su firma, por la inviabilidad de los Acuerdos que no resultaban de un verdadero diálogo social.

Me queda claro que las protestas por el gasolinazo van a continuar y el Gobierno Federal tendrá que cambiar su estrategia si no quiere que de verdad le pegue a su partido en los comicios que se tienen programados para este año.

Nos detectamos a través del Radar Metropolitano.

Correo: mmunoz22@gmail.com

Twitter: @miguelmunoznews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *