Que investiguen también a líderes sindicales ratas

radar metropolitano

Si de verdad el Gobierno Federal le está apostando a combatir la impunidad y sobre todo la corrupción de una lista interminable de políticos de todos los partidos, entonces estaremos hablando que el tan nombrado Sistema Nacional Anticorrupción es una realidad y no palabras vacías que no se cumplen.

Por lo menos recientemente ya tenemos dos ejemplos de que al parecer sí les van a aplicar la ley como Dios manda, como son el caso de Javier Duarte de Ochoa, Gobernador con licencia del estado de Veracruz y el ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, a los cuales -por lo menos aparentemente- ya los están buscando hasta por debajo de las piedras.

Si esto, por fortuna ya se está haciendo en la esfera de los partidos también debería hacerse en otros sectores como es el caso de los sindicatos, donde, por desgracia, casi todo huele a huevo podrido.

Llama la atención que la disidencia del sindicato petrolero interpuso ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) una denuncia penal en contra del secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps y otros involucrados por los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero, defraudación fiscal, y los que se acumulen esta semana y las que vienen.

En este sentido, Miguel Arturo Flores Contreras, dirigente nacional del movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Mejor denunció con nombre y apellido a varias cabezas visibles de ese sindicato como es el caso de Carlos Antonio Romero Deschamps; Ricardo Aldana Prieto; Moisés Balderas Castillo; Ricardo Hernández García, Moisés Marín García; Artemio de Jesús Enríquez; Mario Carlos Villalobos; Andrés de la rosa Hernández; Andrés De La Rosa Reyes; Ismael Melgarejo Vázquez; Sergio Lorenzo Quiroz Cruz.

Los delitos que a estos querubines les achacan son nada más que: delincuencia organizada, por realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, previsto y sancionado en el artículo 2, fracción 1 en relación con el 4, de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, en concordancia con el 400 bis del Código Penal Federal; delitos cometidos con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero), previsto en los numerales 400 bis del código penal federal; fraude, previsto y sancionado en los artículos 386, Fracciones I y III, del Código Penal Federal; fraude por equiparación, previsto y sancionado en los artículos 388 y 389 ambos del Código Penal Federal; extorsión, previsto y sancionado en los artículos 290 del Código Penal Federal; enriquecimiento ilícito, previsto y sancionado en el numeral 224 del Código Penal Federal; defraudación fiscal, previsto y sancionado en los artículos 108 del Código Fiscal de la Federación;  y,  de los delitos que resulten.

En este caso los ofendidos señalan que los presuntos culpables tuvieron conductas ilícitas, apoderándose del patrimonio del sindicato petrolero, como cuotas sindicales, dineros producto de contratos, venta inmuebles propiedad del sindicato, como las tiendas de consumo, desviando estos recursos a sus cuentas personales, de familiares y amigos, y utilizándolos para la compra de lujosas residencias, ranchos, yates y otros bienes; y desde luego desviando los dineros sin el pago de los impuestos respectivos al fisco federal y, en algunos casos relacionándose con miembros del crimen organizado.

Su exigencia es más que clara, que la autoridad investigadora proceda de inmediato a indagar los hechos denunciados, integrando el expediente para que en su momento se turne al juez que corresponda para que se ventile el proceso penal en contra de los mencionados imputados y se le castigue conforme a la ley.

En este momento que la administración del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, está pasando uno de sus peores momentos ojalá y no le tiemble la mano para castigar a esos barbajanes que se han hinchado de dinero y poder a costillas de muchos mexicanos. Y en el caso de Carlos Romero Deschamps esperamos que de comprobarse sus raterías no se les vaya a pelar como en su momento lo hizo el líder minero Napoleón Gómez Urrutia.

Nos detectamos a través del Radar Metropolitano.

Correo: mmunoz22@gmail.com

Twitter: @miguelmunoznews

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *