¿Y si nos amparamos contra los malos gobiernos?

 

El alza a los combustibles y los efectos que ya los empezamos a sentir tienen a millones de familias mexicanas bastante preocupadas pues para llevar el pan y la sal a sus hogares tendrán que buscar ingresos extras a ver de dónde.

Por supuesto que la clase política, que como todos sabemos está bastante podrida es lo que menos le preocupa, ellos (los poligrillos) están más ocupados cómo pueden aprovechar esta coyuntura para el proceso electoral de este año, pero sobre todo para el 2018.

El tan mentado Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar nació muerto por hacerlo como dicen los chavos “al Chilazo”, además el hecho de que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) les hizo el fuchi al no firmar el documento, por hacerlo con las patas, lo pulveriza.

Es claro que el Gobierno y el partido en el poder están noqueados ante las protestas, marchas, saqueos, la nueva alza al dólar y lo que se acumule en las próximas semanas.

Ante esta coyuntura vale la pena recordar el amparo promovido por un ciudadano a principios de enero en contra de la liberación y zonificación del precio de la gasolina, el cual fue aceptado por el juzgado 13 de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México.

Esta acción, sumado a las propuestas por separado de los empresarios, ciudadanos y los oportunistas de Morena en el sentido de organizar un amparo colectivo nos lleva a pensar que no sería mala idea.

Sobre todo, porque si al querer ampararse miles de personas sería interesante ver cómo actuarían las autoridades judiciales, pero sobre todo qué haría el Gobierno Federal ante esta posible acción.

*****
Por cierto, los morenos en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal han hecho un listado de propuestas para reducir gastos y abatir el gasolinazo, como por ejemplo reducir el gasto de la ALDF al 50 por ciento, bajar el gasto en el Gobierno de la Ciudad de México, en el Tribunal Superior de Justicia local y los órganos autónomos; disminuir también gastos de telefonía, viáticos y gasolina para funcionarios, y no aumentar las tarifas del transporte público.

Todas suenan muy bonitas, pero ojalá que éstas y otras que seguramente propondrán otros partidos pasen de las palabras a los hechos.

Nos detectamos a través del Radar Metropolitano.

Correo: mmunoz22@gmail.com

Twitter: @miguelmunoznews

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *